viernes, 9 de enero de 2009

A Concentrar el Voto


Desde hace algún tiempo voces comprometidas con el imperante statu quo de la política salvadoreña, han venido desenrollando la idea de crear una tercera fuerza que sirva de puente entre las 2 extremas. Todos los “analistas políticos”, los moderados de la derecha y la izquierda así como los del centro (en el fondo todos son la misma cosa) han venido a tratar de venderle al electorado el voto “inteligente” en la elección de diputados, es decir, no le den el voto ni al FMLN ni a arena, si no que a un tercer partido, a una tercera fuerza que obligue a la concertación y evite la polarización de la sociedad , ese es el racional que ellos están desarrollando.

Así, vista a la ligera, parece una excelente idea, propia de un postulante al premio Nobel de la Paz. El único problema de esta propuesta es que no esta sustentada en el compacto terreno de la realidad nacional, más bien pareciera que esta siendo edificada sobre la base de un campo arenoso y que se derrumbaría con un leve temblor de sentido común.

En El Salvador, hoy por hoy, no existe una tercera fuerza, no existe ese tercer partido que pueda servir de puente. Aparte de los polos de poder Arena y FMLN, ningún instituto político pequeño ha demostrado independencia a la hora de votar sobre aspectos económicos y políticos trascendentales, lamentablemente se han comportado como una meretriz alineándose siempre con el partido oficial en busca de más prebendas.

Se propone al PDC como esa fuerza emergente y yo pregunto, acaso creen que el pueblo ya olvido los principios de la década de los 80’s? Ese nefasto periodo de nuestra historia donde la represión y el ladronismo contra el pueblo alcanzo uno de sus niveles más altos. Por un lado, los militares y escuadrones de la muerte masacraban al pueblo por tendaladas y por el otro, los pescados de turno desfalcaban al país en una forma desvergonzada

Parece ser, que ante el avance decisivo del FMLN en las encuestas, los “analistas políticos” pretenden minimizar el daño de sus patrocinadores, tratando de diluir el voto entre sus partidos apéndices disfrazándolos de centristas, pero el pueblo ya se puso las gafas y sabe distinguir muy bien el vestido de seda de la mona, con que los arenarcos pretenden vestir al pdc.

En estos momentos el país necesita un voto uniforme de diputados y presidente, necesita una asamblea que permita implementar medidas esenciales para salir de esta crisis económica social a que nos han llevado cuatro gobiernos areneros, no permitamos que nos instalen un congreso filibustero que secuestre las leyes y proyectos que afecten a sus patrocinadores. Ya es tiempo que abramos las avenidas del raciocinio donde pueda transitar libremente el bien común.

El Salvador para despertar necesita una buena taza de café cargado, ya basta de aguas ralas que no hacen más que diluir el buen café. NO DILUYAMOS NUESTRO VOTO.

2 comentarios:

wirwin dijo...

Sencillamente Ridiculos los que piden esto mi estimado nrp888, es imposible eso porque asi somos los humanos es una realidad, te voy a dar ejemplos:
El bien - El mal
democratas - republicanos
Dios - Diablo
inteligente - estupido
Fmln - Arena

Mira a los tibios ni Dios los quiere
Apocalipsis 3:16
(16) Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca.

Eso de tercera fuerza no se da siempre existira la polarizacion porque desde el principio de los tiempos existio el SI y el NO

muy bien analizada tu posicion con respecto a los partiditos basura que deberian de desaparecer.

nrp888 dijo...

La infinita dialéctica compañero wirwin, el motor de la historia. Gracias por pasar un abrazo!!!